Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Ago 06, 2013 10:34 am.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Moira Hertzel el Jue Nov 29, 2012 5:33 am



Atrápame si puedes

○ 4:45 p.m. · Hotel Lindner · Clima: viento helado · Oskar R. Meinhard ○

Habían sido dos meses de arduo trabajo preparativo, conseguir un sitio en la escuela de artes, su propio departamento en la zona pobre de la ciudad, un trabajo de medio tiempo del cual había hecho que la despidieran como parte de el “background” de su historia y su personalidad falsa, el adaptarse a la vida en Hamburgo y que todo encajase a la perfección, sin ningún espacio blanco que pudiese tirar abajo el teatro que estaba a punto de montar.

Sabía que el trabajo en teoría era sencillo, solo localizarlo y matarlo, pero había algo en el expediente que le habían proporcionado de aquel hombre, no encajaba del todo el repentino cambio y consecuente “traición”, por otro lado el secretismo con el que se manejaba el caso, eran demasiado pocos los involucrados, poco mas de tres personas las que estaban al tanto de los pormenores y el hecho de que todo debía hacerse discretamente sin levantar demasiado revuelo. Ella generalmente no cuestionaba, pero todo aquello le hacía demasiado ruido en la cabeza, así que quería acercarse antes y ver realmente si aquel hombre era tal como lo pintaban las últimas hojas de su extenso archivo.

Por fin había encontrado el momento y el sitio adecuado para el acercamiento, no sabía si iba a funcionarle del todo, igual tenía demasiada fe en que su plan podría al menos hacer que el la voltease a ver. Así que se preparó para ejecutar su plan. Unas lindas gafas de pasta roja contrastaban con su vestido azul y un largo saco color arena, toda la pinta de una estudiante de fotografía, con todo y la clásica cámara al cuello. Su cabello atado en una media coleta que dejaba caer sus rizos castaños sobre sus hombros y una pícara sonrisa en el rostro.

No entró a la conferencia, decidió esperarlo fuera del Hotel Lindner, el cual había rentado su sala de conferencia para tal evento, mientras tanto se bebió un café frente al mismo fingiendo leer un periódico.

Alemania era un país hermoso pero complicado y mas la situación tirante que se vivía internamente y tantos conflictos que parecía estar a punto de estallar, sus superiores le habían advertido que tenía que cuidarse las espaldas por la situación social y procuraba estar al pendiente de ello, también bajo una estricta orden, le habían dicho que no debía intervenir en los asuntos internos y que evitara en lo posible líos con las autoridades locales. No deseaban tener problemas diplomáticos con Alemania.

Su celular sonó, era una alarma que había programado para saber del fin de la conferencia, tiró el periódico en un cesto de basura al igual que el vaso vacío del café que había terminado bebiendo hasta el último sorbo debido al terrible frío de la tarde, había demasiado viento.

Subió entonces por la calle hasta la entrada del hotel, esas puertas de cristal que mostraban a través de ellas el lobby con su decoración minimalista. Era sin duda un hotel lujoso, tomó algunas fotos del edificio y luego se giró aprovechando la arquitectura de las construcciones al otro lado de la calle. De reojo lo vio salir, el valet parking lo tenía esperando por su auto, así que se echó para atrás, como si buscase el mejor ángulo para tomar la foto hasta que logró tropezar con el cuerpo de su objeto y pisarle el pié con el tacón de sus zapatos.

Respingó sorprendida y se giró encontrándose de frente con el cuerpo del hombre, aprovechando esta cercanía para pasar su brazo por debajo de la chaqueta, del lado en el que este cogí el bastón, abriéndose espació hacia el bolsillo trasero de los pantalones del hombre y tomando la cartera con aquellas manos ágiles con un toque casi imperceptible.

-Discúlpeme, lo siento mucho.- dijo en un accidentado y torpe alemán mientras aferraba su cámara con sus manos al pecho, tras esta había escondido la cartera que le había quitado. – Estaba distraída.- continuó hablando en su imperfecto alemán, parte de su teatro.- Perdóneme-

No se quedó mas tiempo que el que tardó en excusarse y se giró para marcharse de inmediato, a paso apresurado pero tranquilo y al cruzar la calle pegó carrera, un acto claramente culpable, esperando que el se percatase de la ausencia de su billetera. Dobló la calle hacia el Museo Johannes Brahms, con algo de suerte podría internarse en el parque cruzando la calle Holstenwall.
.

copyright · lumsx

avatar
Moira Hertzel

Mensajes : 42
Ocupación : Agente Infiltrado CIA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Vie Nov 30, 2012 5:34 pm


#Atrápame si puedes#
Había ascendido, llevaba más de cuatro años trabajando como simple comercial y tan solo hacía un par de meses atrás había decidido ascenderme a llevar el concesionario de Hamburgo. No me había importado en un inicio, eso implicaba más papeleo y menos trato con la gente, algo que me agradaba al contrario que a la mayoría de mis compañeros. El papeleo se hacía en el ordenador ¿quién mejor que yo para eso? Por mucho que a Oskar le pareciese agradar la socialización, no era más que parte del papel, a mi no me agradaba.

Pero, al parecer, no era todo sentarse delante del ordenador, no era solo ver a algunos clientes en privado, a los más importantes... Se suponía que mi licenciatura en ingeniería automovilística, falsa pero eso algo que ellos desconocían, me capacitaba para dar conferencias frente a gente, demasiada gente. La primera la había podido ignorar al salirme un repentino viaje de negocios, la segunda había estado a punto pero al final la había dado, con un resultado más o menos bueno. Esta era la tercera que daba en los dos meses como encargado, y tenía programada otras tantas en varios hoteles y luego en otras ciudades ¿A caso la gente no se cansaba de escuchar a un geek hablar de cosas que no entendían?

- Quédese para unas fotos, Herr Meinhard - No tuve que responder a aquello, el comercial que actuaba como secretario en estos casos se encargó de anunciarle que yo nunca me tomaba fotos para la prensa. No desde aquella vez que mi cara había aparecido en el periódico alemán. No podía permitirme más fallos como esos. Así que ahora las conferencias terminaban con una copa y después me iba. Me llamaban excéntrico pero ¿no lo éramos todos un poco?

Al salir, el viento helado no había cesado, así que subí las solapas de mi grueso abrigo. Por fortuna llevaba los guantes de cuero que nunca me quitaba, otras de mis supuestas excentricidades a ojos ajenos, una medida de seguridad más a mis ojos. Escuché la voz del chico advertirme de algo, pero cuando me giré y lo miré para preguntarle qué había dicho, choqué con ese algo... o alguien. Estuve a punto de caer de no ser porque mi bastón había actuado como balanza, pero un gruñido se escapó desde lo más profundo de mi garganta al sentir el fuerte pisotón.

Fue la mezcla de su mal acento y el dolor lo que me hizo estar distraído de mirar a la chica - Tenga más cuidado la próxima vez - murmuré poniéndome recto, mi alemán era natural, no como el suyo. Alcé por primera vez mi mirada hacia ella pero para cuando lo hice ella estaba corriendo de forma sospechosa. Fue automático, llevé mi mano al bolsillo de atrás de mi pantalón, vacío. La turista me acababa de robar la cartera. Solté un bufido. - Espérame aquí - le indiqué al chico antes de soltarle mi bastón y mi maletín y salir trotando en dirección a la joven. Era una pena no poder ponerme a correr como podía, mi papel de supuesto hombre verdaderamente lesionado me lo impedía.

Vi a la chica en la lejanía - ¡EH! ¡Párese o llamaré a la policía! - grité sabiendo que en la solitaria calle me escucharía. Seguía corriendo lentamente hacia ella, parando de vez en cuando para caminar y fingir dolor en mi pierna.
4:50 p.m. # Hotel Lindner # Clima: viento helado # con Moira Hertzel
sarah loves me!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Moira Hertzel el Vie Nov 30, 2012 6:06 pm



Atrápame si puedes

○ 4:45 p.m. · Hotel Lindner · Clima: viento helado · Oskar R. Meinhard ○

Al parecer había podido crear la suficiente confusión para hacerse con la billetera del hombre, una pícara sonrisita nació y murió en el mismo instante en que se resbaló desde el bolsillo ajeno a su mano, había estado practicando mucho, por que el ser carterista no era uno de sus talentos, lo había tenido que desarrollar, y menos mal que al menos había logrado hacerlo sin que el se diera cuenta al menos en lo que se alejaba grácil y rápidamente del hotel.

No tardó en escuchar que iban tras ella, el objetivo había picado el anzuelo, aunque no podía planear el desenlace de las cosas, sabía que el no podía correr demasiado, era por ello que había elegido unos zapatos de tacón alto y delgado, lo cual la hacían correr con cierta torpeza, a demás de fingir que corría mas lento de lo que realmente podía en esos “zancos”, eso ponía en igualdad de condiciones aquella ridícula carrera entre una torpe chica en tacones y un hombre cojeando por su pierna lastimada.

Atravesó la avenida rumbo al parque al otro lado, no había mucho tráfico, sin embargo casi la atropella un auto que alcanzó a frenar justo frente a ella. Moira apoyó ambas manos sobre el cofre, evitando así caer al suelo por el repentino frenón del automóvil. Con este movimiento, los lentes de la chica se le salieron de su sitio cayendo al suelo, pero ella no se detuvo, con todo y el susto y su corazón acelerado siguió su camino hacia el parque, había visto que su objetivo estaba demasiado cerca.

Había ignorado la orden de detenerse y la amenaza de que hablaría a la policía, pero como no había visto ninguno cerca pensó que estaba de suerte, tal vez había cantado victoria demasiado pronto, ya que unos pasos mas adelante, mientras ella giraba el rostro para ver que tan lejos estaba de Oskar, un policía le cortó el paso y la tomó de los hombros parando su huída. Los ojos azules de Moira se abrieron como platos, sorprendida de que la hubiesen pillado, era por esos detalles que no podía tener a ciencia cierta un pronóstico de su plan.

El policía la tomó con fuerza por el brazo, sacudiéndola con brusquedad y la hizo andar de vuelta acercándose a aquel que la correteaba. – ¿Es ella a quien le gritaba señor? – el policía había escuchado el alboroto y al poder correr mas rápido que ambos, había apresurado el paso y cortado para toparse de frente con la fugitiva.

Moira puso cara de angustia y miró a Oskar a los ojos con una expresión que hubiese podido derretir al mas malo de los villanos, se notaba indefensa y muy asustada, una clara cara de miedo y angustia. Aún respiraba con dificultad por la carrera y abrazaba su cámara en un gesto que solo la hacia ver aún mas frágil. Eran las ventajas de tener ese rostro aniñado e infantil.

.

copyright · lumsx

avatar
Moira Hertzel

Mensajes : 42
Ocupación : Agente Infiltrado CIA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Vie Nov 30, 2012 6:38 pm


#Atrápame si puedes#
Nunca sería capaz de llamar a la policía. No era amigo de éstos y nunca lo iba a ser. Prefería tomarme la justicia por mi propia mano, prefería no meterme en muchos líos para evitar tener un archivo policial, aunque fuese una mera denuncia sin que yo fuese el culpable. Cuanto menos alboroto, menos oportunidades de que descubriese mi tapadera. Claramente, eso no lo sabía la joven y podía amenazarla cuanto quisiese, por probar no pasaba nada.

Corríamos lento, agradecía que a la ladrona se le hubiese ocurrido la torpe idea de ponerse aquellos taconazos, pero me facilitaba el no perderle la pista. No pude evitar sobresaltarme al ver como casi un coche la pillaba, corrí algo más rápido, casi alcanzándola, lo que le hizo alertarse y acelerar su ritmo también. Bufé, empezaba a tener calor bajo aquel abrigo grueso.

Tan de la nada como había aparecido el coche en el camino de la joven, apareció aquel policía que parecía haber estado pendiente a todos nuestros movimientos. Eso me fastidiaba, por mucho que la hubiese atrapado, no eran sus asuntos meterse con mi presa. Me regañé mentalmente, no era ya un espía, no tenía presas y ella no era definitivamente una. Solo era una infortunada ladrona.

Me acerqué, dejando de correr pero con paso ligero, hacia ellos, alcanzándolo con prontitud. - Sí, muchas gracias agente - La mirada de la chica estaba clavada en mí. Sus ojos de corderito no iban a funcionar conmigo. Iba a desprenderme de aquel policía pero no porque ella me lo estuviese rogando sino por mi política personal de nada de autoridades de por medio - A partir de ahora me encargo yo, no pienso denunciarla - Había una sonrisa amable en mi rostro, mas mis ojos reflejaban la furia y la molestia que llevaba encima. Mis palabras sonaron autoritarias y, para más inri, tomé el brazo de la joven para que él la soltase.

Tardó en actuar, frunciendo el ceño, disgustado por servir de tan poca ayuda - Señor... - Le corté alzando un único dedo de mi mano indicándole que no daba pie a más discusiones con el rostro serio nuevamente. Suspiró y la soltó, dejándola en mis manos. - Espero que sepa lo que hace.

Una nueva sonrisa asentí y logré que se marchase dejándonos finalmente solos. No la solté, temiendo que se pusiese a correr otra vez. - Creo que tiene algo que me pertenece, Señorita - Usaba la misma voz suave pero firme que había usado con el policía, aquella que indicaba que no estaba para juegos. La dejaría ir, si me daba la cartera se salvaría de pasar la noche en el calabozo por un robo menor.
4:50 p.m. # Hotel Lindner # Clima: viento helado # con Moira Hertzel
sarah loves me!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Moira Hertzel el Vie Nov 30, 2012 9:31 pm



Atrápame si puedes

○ 4:45 p.m. · Hotel Lindner · Clima: viento helado · Oskar R. Meinhard ○

Vaya mala suerte, Moira trató de jalonearse un poco y ver si podía deshacerse del agarre para escapar de nuevo, sin embargo el policía apresaba con bastante firmeza su brazo, bien podría haberle aplicado algún movimiento evasivo, pero no podía hacerlo, era ponerse en evidencia y ahora estaba actuando como una chica común y corriente, una simple ladronzuela y para colmo primeriza.

La chica miró el rostro adusto de Oskar, no pensaba que fuese a ayudarle mucho aquella cara, sin embargo continuó con la treta, se notaba en aquellos ojos que estaba molesto, bueno, a cualquiera que le robasen algo le podría aparecer esa mirada de asesino. ¿Qué no?

Dijo que no pensaba denunciarla, eso le quitó la inquietud a Moira, podría ir de vuelta al plan de acción sin tener que pasar unas horas en la comisaría por robo menor, esperando que sus contactos la sacaran con fianza. Aunque si pasaba eso, de lo que no se iba a librar era de un buen regaño por parte del comisario.

Tan pronto sintió el agarre del hombre se estremeció, pudo sentir la rabia cuando los largos y huesudos dedos se encajaron en su piel, incluso hasta soltó un quejidito para si misma. No permitió al policía hacer mucho y lo despachó con gran habilidad, el tipo era todo un manipulador. El poli no tardó en retirarse molesto, pensaba que había hecho un heróico arresto y lo único que había conseguido era que lo mandaran al diablo y un escueto “gracias”.

El le habló y ella arrugó la nariz, no le complacía tener que ceder así, por lo cual sacó la billetera de su bolsillo y mordiéndose los labios con cara de arrepentimiento le alcanzó esta al hombre. – Lo siento mucho, yo no soy una ladrona.- habló con el en su ya conocido y torpe Alemán.- bueno, no lo era… yo… - bajó la mirada y bufó torciendo los labios.- necesitaba el dinero, lo lamento.- se disculpó mientras miraba distraídamente un carro de hot dogs y hamburguesas a unos metros de ellos al lado de una de las fuentes del parque. - ¿Me va a dejar ir? – le miró tímidamente, sus ojos se notaban lloros, ligeramente rojos.


.

copyright · lumsx

avatar
Moira Hertzel

Mensajes : 42
Ocupación : Agente Infiltrado CIA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Sáb Dic 01, 2012 2:59 pm


#Atrápame si puedes#
Mis ojos estaban clavados en la joven, que parecía tan aliviada como yo de haber sido capaz de despachar a policía como si de uno de esos turcos que venden baratijas se tratase. El hombre se había ido molesto pero hacía mucho tiempo que me había dejado de importar lo que pensase la gente de mis acciones. Había aprendido, después de Afganistán, a pensar de forma egoísta. La gente no era importante, lo que pensasen tampoco, ni siquiera la guerra que estaba viviendo Alemania me importaba. Meter mis narices donde no me habían llamado podía acabar con una bala incrustada entre mis sienes.

Una vez vi que ella no parecía que iba a escapar de un momento a otro, mi agarre en su brazo se relajó, pero no la solté, sabiendo que podía huir de nuevo. Me colgué el bastón de un brazo y le arrebaté mi cartera con un gesto brusco y, ahora sí, la solté para poder revisar si faltaba algo. Lo dudaba, la chica había salido corriendo nada más hacerse con la cartera y no había parado hasta que la habia cogido el policía. Pero no perdía nada con inspeccionarla.

Alcé la mirada hacia ella cuando mi cartera estaba, ya revisada, a buen recaudo. Me alegré de no guardar el stick de memoria en ésta o realmente habría corrido detrás de ella para evitar que se escapase. Tenía ojos llorosos pero yo andaba demadiado cabreado como para que funcionasen conmigo, por muy bonito y celestes que fuesen. - Siempre hay mejores opciones que robar... trabajar, por ejemplo - le respondí en un inglés con un falso acento alemán. Era bastante capaz de hablar los idiomas que conocía sin que se notase mi procedencia británica y al contrario también. Ella tenía el acento contrario, me atrevía a decir que incluso parecía americano pero era difícil de definir.

Chasqueé mi lengua e hice un gesto con mi mano, en alto, como restándole importancia al asunto. Yo tenía mi cartera que era lo que me importaba y lo que hiciese ella con su vida no era mi historia - Sí, puede irse - Pero no esperé a que ella lo hiciese, sino que descolgué mi bastón de mi brazo y me puse a caminar para alejarme de ella. Tenía que llegar a casa e investigar aquellos datos que me habían llegado al móvil mientras daba la conferencia. Sin embargo, al pasar por el puesto de perritos no pude evitar que mi estómago gruñese hambriento. No comía desde estaba mañana a las siete, no era el máximo que podía aguantar sin comer pero si me comía el perrito no comería hasta la cena y tendría libre toda la tarde.

Me acerqué al puesto - Un currywurts con patatas, por favor - le indiqué al vendedor, de vuelta a mi alemán con acento del sur. Hacía siglos que no me comía aquella comida típica.
4:50 p.m. # Hotel Lindner # Clima: viento helado # con Moira Hertzel
sarah loves me!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Atrápame si puedes [Oskar R. Meinhard]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.