Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Ago 06, 2013 10:34 am.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Tic toc...breath hard || Feliks

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tic toc...breath hard || Feliks

Mensaje por Gustav Maier el Dom Dic 02, 2012 3:02 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tic toc breath hard




Frankfurt || 02 de Diciembre || con Feliks Axmann



Nieve y una verdadera bofetada de aire frío fue lo que le recibió al bajar del tren en Frankfurt. Vestía de negro de la cabeza a los pies y eso hacía resaltar la blancura de su piel, su cicatriz y sus cabellos claros que llevaba cubiertos por un gorro de lana negro. Sólo cargaba un morral en la espalda y miraba desconfiado pues no quería encontrarse a ningún conocido. No estaba ahí para hacer turismo y ni siquiera estaba usando su verdadero nombre como solía hacer cada vez que estaba embarcado en una misión. Caminó por el andén con soltura y rapidez esquivando encuentros familiares y maletas hasta llegar cerca de la boletería dónde hojeó un plano de la Ciudad fijándose en la distancia entre la hospedería y la estación, estaba cerca así que no tomaría un taxi prefería caminar pese al clima.

Afuera una ligera capa de nieve cubría las aceras y parte de las calles, los árboles tenían escarcha y se le antojó un paisaje digno de la Nochebuena que se acercaba. Sin abandonar sus zancadas se mezcló con los transeúntes cargados con bolsas de compras y no se detuvo hasta llegar al lugar dónde había reservado una habitación, era una hospedería sencilla y ubicada de manera estratégica, dio un nombre falso "Milo Lindberg" y coqueteando un poco con la recepcionista subió las escaleras hasta el segundo piso, allí se instalo en una pequeña y acogedora habitación cerca de las escaleras y estirándose se sacó el morral de la espalda y lo depositó sobre la cama. Debía estar tres días allí y luego regresar.

Para el periódico estaba oficialmente enfermo con amigdalitis, tenía una licencia de 5 días. Se sentó en la cama y abriendo con cuidado el bolso observó el contenido: parecían piezas sueltas de un reloj pero en realidad se trataba de una bomba, la cual debía armar e instalar en un banco cuyo propietario era un senador alemán. Sería un golpe a sus finanzas y una advertencia por el atraso en el pago de ciertas cuotas. Trabajaba solo, era más rápido y efectivo. Su contacto en el banco era de confianza y sólo tendría que ir a instalar el dispositivo a medianoche del día siguiente, estaba algo frustrado de no poder hacer el artefacto en una jornada laboral,pero sus instrucciones eran específicas, cerró el bolso y se tumbó en la cama con los brazos entrelazados detrás de la nuca, eran las 16:00 y podía dormir o bien, hacer turismo ya que se encontraba ahí.

Se quitó la chaqueta negra y la sustituyó por una blanca, se puso unas gafas delgadas con montura negra y un gorro a rayas grises. Revisó su billetera y constató que las llaves estaban en el bolsillo de sus pantalones de lanilla. Salió por las escaleras de emergencia y yéndose por la calle de atrás caminó hasta una cafetería situada dentro de unos almacenes frente al banco, Gustav pidió un moka y sentándose junto a la ventana sacó su móvil tomando algunas notas y revisando las fotografías enviadas para cotejarlas.



Última edición por Gustav Maier el Mar Dic 04, 2012 10:29 am, editado 1 vez


no light in your bright blue eyes
You are the hole in my head, You are the space in my bed, You are the silence in between,You are the night time fear, You are the morning when it's clear...You're my head, you're my heart
avatar
Gustav Maier

Mensajes : 236
Localización : Alemania
Ocupación : Periodista

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Tic toc...breath hard || Feliks

Mensaje por Feliks Axmann el Miér Dic 12, 2012 1:12 pm

Tic Toc... Breath Hard

Frankfurt || 02 de Diciembre || con Gustav Maier

Era como si hubiesen accionado un interruptor sobre el cual no tenía control. Lo que había tenido un cariz positivo para él, de repente le recordaba años de tortura. Pero no física. Era la tensión la que le jodía de manera monumental, y ese juicio que veía venir, el que todos hacían sobre él, ya fuese para fastidiarlo o enserio, era una condena que, trágicamente, él se ponía al cuello. Pero no parecía tan terrible en algún sentido, pues era una… mala costumbre la de dejar que el mundo le pasara a llevar, como si en su cerebro no existiera ese sentido de lucha que le obligara a defenderse de los pésimos.

No era algo que pudiese tampoco cambiar de pronto, ni a la fuerza, iba más allá de su control, clavado tan profundamente en su cerebro, que sólo se liberaba con cierto grado de confianza, y así dejaba de temer.

Iba a replicar, completamente enredado porque, de la nada, le negase el derecho de usar su verdadero nombre, con la excusa de que, como ese raro doctor de doble personalidad, un ser podía ser cambiado por otro. No le parecía posible, y si lo era, no se trataba más que de una debilidad, ¿No? Darle al mundo la capacidad de moldear… él mismo aún no tenía guía, no formaba parte de ningún grupo definido, sobrevivía a su modo, haciendo lo que en el instante dado, le parecía correcto. Tal cambio despertó en él su recelo, y por primera vez sintió que no debía confiar del todo en ese hombre, sin importar lo que viese más allá, lo que sintiera. Cubría ahora lo que había sido un momento sincero, y él mismo sintió vergüenza por haberse dejado contagiar, tanto, que terminó relatándole todo.

¿Por qué? Le enfadaba todo eso, pues no quería jugar, no quería dar explicaciones, decir de nuevo por qué. Mucho de lo que era para ese momento, sólo se lo debía a los malos recibidos, y si bien no era malo, no se le podía pedir demasiado de una vez, aunque él lo habría intentado en otras circunstancias y con otro cariz, pero no si Thomas estaba… desafiándolo. Y ni de haber querido, habría podido responder, pues el mayor le estaba acaparando, con tanta violencia que le recordó a cualquiera de esos hombres que hicieron fila alguna vez para poder hacerle algo que tenía poco sentido ya en su existencia. Alzando una ceja, escuchó tan burlonas suposiciones, sintiendo como era despojado de sus prendas.

¿Quería verle pelear? ¿Luchar por escapar? No podía ni sostenerle la mirada, aunque estaba siendo difícil, orgulloso, intentaba agarrarle las manos y escapar de sus labios, porque todo eso le enfermaba. Ya no era pequeño, por suerte, y lo que hacía era consciente, a sabiendas de que podría, en verdad, apartarlo, pues tampoco era débil, quizás no tan fuerte, pero la necesidad de escapar de eso bastaría para darle a su cuerpo todo lo que no tenía. No se sentía con ganas de sustituir, de consolar, de ser champagne ni de ser rosas de ganador, tampoco caería por sus anhelos, pues no había pensado en ponerle un solo dedo encima, sin importa cómo le mirase, no quería arruinarlo, como sabía que estaría si dejaba eso pasar, si le hacía caso, si se permitía exaltar por las provocaciones. No, no iba a jugar bajo los términos de nadie más que le obligase.

Fue un momento en que pudo mirarlo con enojo, a los ojos, después de oír que quizás no tendría otra oportunidad. Le gruñó, sin importar ser o no temible, sin darle nada que le tocara, era un muñeco roto todavía, mas no esperaba a nadie que fuese a aparecer para arreglarlo, porque no suplicaba amor, no sabía cómo hacerlo tampoco. Existía, y ya, y de momento, lo que sentía se quedaba para él. Por lo menos hasta que… buscaban sacarlo de quicio. Y pensó por un momento en gente despiadada, en violadores brutales, en que él sabía perfectamente cómo ser de esa forma, y, sin embargo, no iba a ensuciarme más. Podía parecer demasiado noble, demasiado aburrido, podía quitarle cualquier atisbo de chico rudo, de hombre genial y atrayente. Pero le daba igual, y esa era su mejor característica.

¿Sabes, Thomas? –Le colocó una mano en el hombro, y lo empujó con fuerza, para sentarse en su regazo con esa vuelta.– Me han follado animales más salvajes que tú –Agarró suavemente su rostro.– Hacerlo así, para mí, no sería nada más que volver al pasado, una noche más de tantas, en nueve años, ¿Comprendes cuántos días son esos? –Le apretó un poco la mandíbula, mirando sus ojos, con una expresión de enfado, y la evidencia del daño en lo más profundo de su mirada.– No vas a cambiar nada, porque ya sé cómo funciona, ya sé como olvidar sentir cuando pasa, no me harás más fuerte ni más valiente ni más… miserable, por algo que conozco a la perfección, y que no me asusta –Se levantó de él, claramente, algo estaba fuera de sí, y no se notaba tanto así el pánico de tener que enfrentar un temor negado.


Por Feliks Axmann



HOW TO BE BRAVE? HOW CAN I LOVE WHEN I'M AFRAID TO FALL?
FELIKS-ELKE AXMANN MAGNUSSEN
avatar
Feliks Axmann

Mensajes : 88

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tic toc...breath hard || Feliks

Mensaje por Gustav Maier el Miér Dic 12, 2012 3:16 pm

Tic toc breath hard




Frankfurt || 03 de Diciembre || con Feliks Axmann



Le observaba atentamente aún analizando cada respiración, cada movimiento y mirada del otro. Tal como pretendía la actitud del otro cambió de forma tan radical como la suya, pues le eludió y Gustav desvió la mirada sabiendo que así sería pues no estaba en el temperamento ajeno confrontar y mucho menos unas insinuaciones tan directas. La mirada burlona no desapareció de sus ojos celestes y, comprendió que aquel pequeño enfado era lo único que iba a sacar en claro, lo más lejos que podría empujarlo y no era suficiente. Feliks jamás sería quién el pretendía y, lo mejor sería dejarle el camino libre para que buscara unos términos cómodos con quién se sintiera a gusto.

Suspiró oyéndolo ya cansado de tanta palabrería y negando con la cabeza comenzó a moverse por la habitación reuniendo las escasas pertenencias traídas al ser un viaje relativamente corto. Ya había cumplido su deber y no deseaba permanecer más tiempo lejos de Berlin, se cambió ropa con tranquilidad actuando de una forma tan fría que quedaba claro su tendencia a cambiar de ánimo en segundos, ya dormiría en el tren. Se acercó a Feliks y con un tono de voz neutral replicó: - Me alegra ver que es posible hacerte gruñir al menos, espero que nunca lo olvides para cuando tengas que enfrentarte a esos "animales más salvajes" que yo Feliks... - miró la hora mientras se acomodaba una bufanda roja y dejándolo sólo unos momentos fue al cuarto de baño dónde tras asearse guardó sus utensilios en un estuche de cuero que lanzó dentro del morral. Buscó sus guantes y poniéndole una mano en el hombro añadió: -Mi misión acá y la que tenía contigo ha terminado, si por algún motivo desearas escapar de los terroristas y unirte a la Resistencia entonces llámame... - Gustav le tendió un celular pequeño y sin decir más tomó el morral y dejándolo sobre el sofá se puso el abrigo y un gorro de lana. Eran cerca de las 06:00 ya y podía dirigirse a la estación y tomar el primer tren, cambiaría el boleto en la boletería y con suerte hallaría algún lugar abierto dónde tomar un café caliente.

Tomando el morral se lo puso en la espalda y lanzando una última mirada le dijo a su interlocutor con ese mismo acento tranquilo de siempre: -No te habría hecho nada, sólo quería quedar con la tranquilidad de que eres capaz de defenderte por ti mismo, ya no estás bajo mi protección y, algo entre ambos no hubiera resultado Feliks, como habrás podido comprobar no soy paciente y mi humor es cambiante...Además tengo que arreglar asuntos con alguien de mi pasado, puedes quedarte aquí hasta mañana ya que reservé esta habitación por 3 días, suerte muchacho - con una media sonrisa hizo un gesto de despedida y dándole la espalda caminó hacia la puerta y cerrándola trás de si, dio ese capítulo de su vida por cerrado.

Descendió por las escaleras principales, y bajando al primer piso vio que los huéspedes aún estaban pegados al televisor y el número de víctimas había ascendido a 4 pues una pareja de transeúntes iban pasando por el lugar cuando aconteció la explosión. Como una sombra pasó por la recepción y tras ver que la puerta principal estaba cerrada se devolvió para salir por el estacionamiento. Afuera seguía helando y caminando hacia la calle principal esperó por un taxi mientras encendía un cigarrillo, le tocó un conductor palestino que no cesaba de parlotear y comparaba la situación de Alemania con la de su tierra natal, Gustav respondía con monosílabos y respiró hondo al llegar a la estación de trenes, en todas partes la explosión era el tema del día y se encaminó con decisión a la boletería dónde encontró un billete para un tren que salía en media hora. Agradeciendo su suerte buscó un puesto dónde compró un sandwich vegetariano y un café mientras hacía la hora pensando con satisfacción en un trabajo bien hecho.



no light in your bright blue eyes
You are the hole in my head, You are the space in my bed, You are the silence in between,You are the night time fear, You are the morning when it's clear...You're my head, you're my heart
avatar
Gustav Maier

Mensajes : 236
Localización : Alemania
Ocupación : Periodista

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tic toc...breath hard || Feliks

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.