Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 96 el Sáb Dic 30, 2017 1:08 pm.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Die Straße mehr als mein Leben... und dieses Mal neben dir. || Giselle & Björn

Ir abajo

Die Straße mehr als mein Leben... und dieses Mal neben dir. || Giselle & Björn

Mensaje por Björn F. Lundqvist el Mar Dic 11, 2012 3:16 pm

Hacía dos semanas que acababa de venir de Cambrige y que acaba de alistarme en el MAD, siendo científico de la rama de medicina y médico auxiliar de esa sección pero, por desgracia, iban a reportarme a Soldado raso, siendo la de la primera línea de defensa. Oh, vamos, ¿de verdad un científico como yo se merecía esto? No me había matriculado en Cambrige con nota alta y con mi doctorado para conseguir ser soldado raso pero... si podía proteger a mi país y, a la vez, intentar no ser delatado para que mi hermana no sepa mi identidad, por mi me parecía perfecto.

Hoy no me necesitaban pues estaban haciendo unos papeleos en el laboratorio y mi turno de toda la mañana ya había acabado. Ahora lo único que podía hacer eran las tareas que había en mi casa y, como no, la simpática de mi hermana me pidió que la llevase al parque en el coche. No quise negarme ni decirle que no pero, aun así, me sentía muy cansado y agotado de estar todo el día firmando y con papeleo pero, aun así, intente parecer como si no me pasase nada para que esta no me preguntarse sobre mi verdadero trabajo. Debía ocultarlo todo a mi hermana y es lo que me fastidiaba pero lo había estado pensando mucho y.. ¿de verdad Bree se merecía saber donde trabajaba? Sabía que si se lo decía se preocuparía y se alistaría por mi seguridad y eso es lo que menos iba a permitir.
Cogí el coche cuando fueron las cinco y la llevé a ese parque donde ella había quedado con unas amigas que había conocido con mucha ilusión. La dejé frene a ese parque y bajemos los dos. Me encantó ver la cara de susto al ver como bajaba y solo reí y solo le di un abrazo y un beso, viendo como la pelirroja de mi hermana salía andando con ese bonito cuerpo delgado que tanto se parecía a mi madre. Mientras ella se iba caminando con esos pasos elegantes y con equilibrio, yo solo me apoyé en mi mercedes-benz negro -regalo de mi padre antes de morir por el atentado terrorista- y suspiré. Me metí las manos en los bolsillos de mi gabardina negra de pelo y saqué un cigarro del paquete que guardaba en el mismo bolsillo donde guardaba mi HTC. Primero cogí el cigarro y el encendedor y, cuando encendí el cigarro, me metí el mechero y agarré con la misma mano mi móvil, mientras con la otra me llevaba el cigarro a mis labios. Inhalé el humo, absorbiendo aquello que mi hermana decía que me mataba por dentro pero yo nunca le hacía caso, como buen tonto fumador. Oh, ¿de verdad se me iría este vicio tras tantos años detrás de el? Solo saqué el humo mientras miraba la pantalla de mi móvil donde ahí estaba plasmado mi Twitter. Le eché una ojeada rápida, viendo las noticias donde no había nada interesante más que mi amiga de Londres me hablaba. Cuando levanté mi rostro vi a mi pelirroja hermana a lo lejos con unas amigos y un amigo más pero... vi otro pelirrojo que me observaba a los lejos y la mire, algo extrañado. Me sonaba su rostro pero por mucho que la veía de reojo, mientras miraba a mi hermana, no sabía quien era o es que ahora mismo no caía y estaba más pendiente en lo bonito que le quedaba el vestido discreto de mi hermana; Bree era mi princesita a la que más quería y nadie me quitaría esa mentalidad o, al menos.. no hasta que me echase novia.
avatar
Björn F. Lundqvist

Mensajes : 58
Localización : Berlín.
Ocupación : Agente del áera científica del MAD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.