Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Ago 06, 2013 10:34 am.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Buenas noches, Berlín.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buenas noches, Berlín.

Mensaje por Y. Brechtje Lundqvist el Vie Dic 14, 2012 12:35 am

¿Quién hubiera pensando que llovería a cántaros una vez que saliera del trabajo? Nadie. Y muchos menos ella, que poco caso le hacía a los servicios meteorológicos, y que ahora estaba pagando las consecuencias. Eran las once de la noche, había terminado su turno del viernes, y ya deseaba estar en su casa frente a una taza de chocolate caliente, hecha por ella. ¿Sueño? Nada. Los fines de semana solía acostarse tarde viendo una película o leyendo un libro y esa vez no sería la excepción. Lo único que lamentaba era que aquella noche oscura llena de truenos y relámpagos no hubiera llevado su coche. ¿Taxi? Já, buen chiste. A esa hora estarían todos ocupados por jóvenes que ansiaban salir por más que el mundo se viniera abajo. Una decisión que había declinado por voluntad propia. No tenía ganas de salir a un bar, o a una discoteca. Tan solo quería llegar a su hogar y tomarse una relajante ducha de inmersión para sentirse como nueva. Soltó un suspiro, con todos aquellos pensamientos en su cabeza, mirando con desánimo, a través de la ventana del Museo, la forma en que llovía. Bueno. No quedaría otra más que enfrentar la tormenta que tenía frente a sus ojos. Se empaparía, se resfriaría y no podría ir ni al trabajo ni a la biblioteca como tenía pensado - Grandioso - musitó para si misma, con ironía, pensando en que los dioses no la ayudarían a llegar seca a su casa. - Simplemente grandioso - repitió, poniendose la capucha de su chaqueta negra en su cabeza. Por lo menos eso la resguardaría un poco del agua que caída del cielo tan negro que daba miedo.

Soltó un suspiro, buscando fuerzas de alguna parte, y luego de contar hasta tres, salió corriendo para la calle, estremeciéndose al verse empapada en menos de 5 minutos. Comenzó a caminar apurada en dirección a su casa, mientras miraba a su alrededor en busca de algún taxi. Ninguno. Los pocos que habían estaban siendo ocupados, y no daba el tiempo como para quedarse en la parada, empapándose más. Colgó mejor su bolso cruzado de cuero negro, agradeciendo de que fuera una tela resistente al agua, y cruzó una calle a medio correr, deseando llegar rápidamente a su casa. Desvió su mirada hacía la calle, con la leve esperanza de que encontrara algún conocido que tuviera la humildad de alcanzarla unas manzanas. Nada. Resopló, maldiciendose al no haber sido lo suficientemente precavida para traerse un paraguas y caminó a pasos ligeros. No quería ni siquiera pensar de todo lo que faltaría para llegar al edificio donde vivía. Pero. ¿Qué más podía esperar? Había sido decisión de ella salir del museo calefaccionado con ese clima, a sabiendas de lo que pasaría. Ya que se había metido en el baile... había que bailar, ¿no?
avatar
Y. Brechtje Lundqvist

Mensajes : 20
Localización : Berlín.
Ocupación : Antropóloga.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buenas noches, Berlín.

Mensaje por Gustav Maier el Dom Dic 16, 2012 2:19 pm

23:05 PM, Lluvia

Cuando había salido a correr nada en el aire ni en el cielo presagiaban la lluvia que caería sólo unos 10 minutos después. Necesitaba sacar esa energía extra y también intentar olvidar algunas frustraciones. Todo conspiraba para sacar sus demonios internos a pasear con él de la mano día a día, el periódico y el estrés constante allí estaban comenzando a sacarlo de quicio y el hecho de tener que andar mirando continuamente por sobre el hombro tampoco ayudaba. Sin embargo aunque su mente amenazara con venirse abajo cada dos por tres él se resistía a caer en esos períodos oscuros que siempre amenazaban su existencia.

La música sonaba a todo volumen y vestido sólo con un pantalón de algodón gris, tennis y un polerón con capucha negro trotaba por el parque, y estaba saliendo de ahí cuando un relampagueo en el cielo le indicó lo peor, no oyó el trueno a causa de la música pero apresuró la marcha para tratar de evadir algo de lluvia, sin embargo ésta le alcanzó una cuadra antes de llegar cerca del museo. Miró desesperado alrededor y advirtió que un vendedor de paraguas ofrecía el último en la esquina, abriéndose paso a codazos llegó hasta él en el momento justo en que otro hombre con aspecto de oficinista extendía un billete para comprarlo. Gustav sacó dos y entregándoselos al vendedor se encogió de hombros mirando al oficinista y siguió su camino.

Lo abrió mientras caminaba, estaba de mejor humor que al salir y bajando el volumen a su Ipod optó por quitarse los auriculares y se fijó en una silueta menuda que parecía indecisa frente a la lluvia que se tornaba torrencial por momentos. Como iba por la misma acera, se acercó con paso decidido a la joven. La conocía, en una ocasión le había tocado ir al Museo a hacer un reportaje, decidió tomar uno de los tours guiados justamente por ella y, al cabo de 5 minutos sus bromas acerca de diversos cuadros y las respuestas acertadas de la chica tenían a todos los demás pendientes de ellos. Con una sonrisa se situó a su lado y, protegiéndola de la lluvia con el paraguas exclamó: -Me parece que tu brillante caballero decidió cambiar la espada, por un paraguas - rió y mirándola con calidez agregó: -¿Cómo estás, te apetece un trago para brindar por la lluvia,Bree?.


no light in your bright blue eyes
You are the hole in my head, You are the space in my bed, You are the silence in between,You are the night time fear, You are the morning when it's clear...You're my head, you're my heart
avatar
Gustav Maier

Mensajes : 236
Localización : Alemania
Ocupación : Periodista

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.