Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 96 el Sáb Dic 30, 2017 1:08 pm.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Young Blood | Nadin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Young Blood | Nadin

Mensaje por Skylar M. Romanov el Jue Dic 20, 2012 5:45 am

Es increíble como las personas te ignoran cuando no haces contacto visual, incluso aunque te encuentres herida. Chequeo el corte, que no parece realmente profundo, en la zona de mis costillas, ocupando gran parte del espacio del lado derecho de mi torso. Hay dos cosas que valen sobre esto: la buena es que me pagaron mucho dinero por exterminar a éste traficante; la mala es que puso resistencia y con suerte llegaré al hospital sin ninguna infección, aunque el dolor es lo suficientemente fuerte como para detener mi camino.

Me oculto en un parque, lejos de las miradas curiosas de los niños que juegan un poco más allá, bajo la sombra de un enorme árbol que parece ser lo suficientemente privado. Me quito la chaqueta, colocándola entre mis piernas al momento de sentarme, y levanto un poco la blusa, dejando ver el corte cruzando mi pálida piel. No me atrevo a tocarlo, porque tengo las manos sucias y todos sabemos que eso no es realmente prudente. Apoyo la cabeza contra el tronco y cierro los ojos, apretando los labios para reprimir el bufido que insiste en asomarse para demostrar mi estado. El dolor es punzante, lo suficiente para estremecerme al intentar moverme con naturalidad. Tal vez, debería dejarme reposar.

Presiono la chaqueta contra mi cuerpo, sintiendo el arma guardada en su interior chocar contra mi pecho. A lo lejos, canta un ave, probablemente anunciando el atardecer. Lo único que me queda por hacer, es esperar a que la noche cubra la ciudad por completo, permitiendo la seguridad de la oscuridad para moverme sin que nadie lo note. Así que, simplemente, espero...


WHEN DARKNESS FALLS
AND SURROUNDS YOU






Be Brave
avatar
Skylar M. Romanov

Mensajes : 9
Ocupación : Sicaria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Young Blood | Nadin

Mensaje por Nadin Lundqvist el Jue Dic 20, 2012 10:24 am

Día de campo en el orfanatorio. Eran de esos días en que el sol brillaba en las alturas del firmamento y las hermanitas del orfanato hacían limpieza para la nueva inspección, por ende era un buen día para nosotras ya que nos llevaban al parque a pasar la tarde, comer pastel y jugar al aire libre. No se daban muy ocasionalmente pero agradecía que hoy llegara por fin la invitación puesto que se avecinaba la fecha de las nuevas adopciones y eso me ponía algo triste. Necesitaba una distracción y esta era perfecta.

Solo quince de las veinticinco niñas habíamos asistido al parque, las diez restantes son mas grandes por lo que se quedan a ayudar a las hermanitas. Desempacamos todo lo necesario para hacer un pic nic debajo del gran roble que estaba ubicado en medio del parque. Al iniciar hicimos una oración agradeciendo el hermoso día que nos había tocado y por la comida que a continuación comeríamos y luego nos dispusimos a jugar.

Yo por supuesto había llevado la pelota que me habían regalado por mi cumpleaños y tenía intenciones de armar un pequeño partido de voley ball, pero claro, mis compañeras no solían acompañarme en esas decisiones, ellas preferían las muñecas y las casitas. Arrojé el balón algo fuerte y lo vi perderse entre unos arbustos, mire por un momento a la hermana Carmen pero ella estaba muy ocupada ayudando a Annie que se había golpeado la rodilla como para prestarme atención por lo que me fui caminando sin hacer ruido.

El arbusto era espeso y bien tupido, no lograba ver la pelota por ningún lado. Temía dar la vuelta y que al no verme me regañaran las monjas, pero no podía perder algo que valoraba tanto. Respiré profundamente y camine hacia el otro lado acomodando mi sombrero rosa. La sorpresa que me lleve al ver a aquella mujer fue enorme, estuve a punto de gritar pero me contuve. Me acerqué un poco mas a ella caminando en puntas de pie. La observé detenidamente ¿estaría dormida? ¿quizás estaba ebria? Me asusté, de su costado brotaba sangre sin parar y estaba manchando demasiado su camisa. Miré hacia ambos lados pero nadie mas estaba junto a ella. Acerqué mi mano a su mejilla ¿estaría viva? ¿debía de avisarle a las hermanas? -ho...hola?- pregunté como acto reflejo sin quitar la mirada de su herida que no dejaba de sangrar -me escucha?- me acerqué a su oído para hablarle mientras dirigía mi dedo indice a su nariz para comprobar que respirara. No estaba muy segura de que hacer pero no podía irme y dejarla ahí, en ese estado. Mis ojos se llenaron de lagrimas -despierte...- le susurre con la voz entrecortada.
avatar
Nadin Lundqvist

Mensajes : 26
Localización : Berlín
Ocupación : estudiante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Young Blood | Nadin

Mensaje por Skylar M. Romanov el Vie Dic 21, 2012 10:43 pm

Mi cabeza vuela, hasta el punto donde cruzo esa pequeña línea que separa la realidad del sueño, encontrándome entre éste mundo y el de mi mente. Siento el calor del líquido cayendo por mi torso, sabiendo que la pérdida de sangre va a dejarme fuera de juego de un momento a otro. A lo lejos escucho un grillo, uno de esos que se presentan incluso cuando el sol todavía no se dio el lujo de ocultarse. En mi sueño, las cosas eran tan claras y suaves que delataban demasiado que no eran parte de la realidad. Un murmullo me llega de lo lejos, haciéndome buscar la fuente de aquella voz, pero sin ninguna respuesta. Entonces, sospecho que esa persona se encuentra muy lejos del mundo de mis fantasías...

Abro los ojos de sopetón, acabando por parpadear para encontrarme con una cabellera rubia, demasiado rubia, probablemente aquella persona a la que logré escuchar desde el otro lado. Logro enfocar entonces a la dueña, que resulta ser una niña. Diablos. Me revuelvo en mi lugar, intentando cubrirme el torso con mi chaqueta, pero la expresión de su rostro me dice que ya se dio cuenta de la herida así que cualquier esfuerzo que haga por ocultarla, va a ser en vano. Suspiro para demostrar mi frustración y hago una mueca, apretando los dientes para no soltar una queja en cuanto me siento mejor contra el tronco, siendo capaz de estremecerme ante el ardor que me recorre de pies a cabeza.

Mi nariz se arruga, volviendo a prestarle toda mi atención - ¿Qué haces aquí? - pregunto con voz ronca, fijándome en su sombrero tan peculiar - ¿No deberías estar con tus padres? - sé que estoy sonando completamente borde, en especial porque me fastidia el hecho de tener que estar buscando excusas para no asustar a una cría. Me percato en sus lágrimas y no puedo evitar sentir cierta pena mezclada con una pizca de agradecimiento, porque que se ande poniendo de ese modo por mí, incluso sin conocerme, es algo que la gente no suele hacer.

Sé que podría silenciarla en un abrir y cerrar de ojos, porque he callado a gente mucho mayor y más fuerte que ella, pero no puedo hacerle daño. Su rostro es demasiado inocente y adorable como para eso, además que meterme con niños nunca ha sido mi fin. Probablemente estoy pálida como la cera, pero le dedico la mejor de mis sonrisas, intentando inclinar un poco la cabeza hacia ella para crear un aire confidencial entre ambas - Por favor, no llames a nadie. Me metería en un enorme aprieto - admito en un murmullo, alzando ligeramente los hombros. Hago una mueca cuando mi piel se estira ante ese movimiento y vuelve a sacudirme aquella punzada de dolor. Entonces me lo pienso mejor - Igual hay algo que puedes hacer por mí. ¿Tienes agua?


WHEN DARKNESS FALLS
AND SURROUNDS YOU






Be Brave
avatar
Skylar M. Romanov

Mensajes : 9
Ocupación : Sicaria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Young Blood | Nadin

Mensaje por Nadin Lundqvist el Miér Dic 26, 2012 2:25 am

Abre los ojos y la veo arrugar la nariz comenzando a sentirme algo asustada, no sabía quien era ni porque estaba así herida en aquel lugar pero no quería ni podía irme dejándola sola, aunque la adrenalina corría por mis venas y mi cerebro decía que me alejara mis músculos ahí seguían estáticos mientras mis ojos la observaban -pues... no estoy segura de que hago aquí pero veo que estas sangrando y... no podía irme -suspire apenas al escuchar su siguiente pregunta, no me gustaba demasiado comentar que no tenía padres porque no me gustaba en absoluto que me tuvieran lastima pero a veces no me quedaba mas remedio -no tengo padres, estoy con las hermanas de la caridad del orfanatorio... pero me aburría y jugando con mi pelota te encontré, aunque por eso ahora la perdí a ella- había olvidado por completo que estaba buscando aquella pelota y ahora que miraba hacia ambos lados no podía verla, esperaba encontrarla pronto o estaría nuevamente en problemas.

No me importaba demasiado la manera en la que me hablaba, generalmente los adultos solían tratarnos como criaturas mas que como a personas y creían que no servíamos para nada por eso también quería ayudarle, para demostrarle que a pesar de tener apenas doce años podía hacer casi cualquier cosa que pudiera hacer un adulto en esta situación. No era tonta, solo pequeña. Le sonrío a la vez que ella lo hace secándome las lagrimas, eso me bastaba para saber que confiaba en mi y que de alguna manera podía llegar a serle útil. Me incline un poco sosteniendo su cabeza para que no realizara demasiado esfuerzo -no se preocupe, no le diré a nadie, es mas si alguien sabe que estoy aquí también me meteré en problemas -le dije en un susurro mirando de reojo hacia el pic nic.

Escuche atentamente sus palabras y como pude la deje de nuevo asintiendo con la cabeza -si, ya le traigo, no se preocupe - salí del escondite caminando agachada en cuatro patas, no podían verme las monjas o en verdad ardería troya. Me escondí por un segundo detrás de un árbol mientras una de las hermanas pasaba caminando y corrí luego hasta donde se encontraba mi mochila y la tome. Todos los niños habían hecho una ronda por lo que para pasar desapercibida me coloque entre medio de Candy y Ana y canté una estrofa de aquella canción que entonaban. Cuando todos giraron por lo que la letra decía comencé a correr nuevamente hasta el mismo árbol de hacía un momento y cuando pude respirar con tranquilidad nuevamente corrí hasta el escondite. Dejé la mochila en el suelo y saque la cantimplora -aquí tengo el agua, espero no haber demorado demasiado - le sonreí satisfecha, me sentía muy bien haciendo esto a pesar del susto que me daba ver toda esa sangre -tengo algunas cosas mas que pueden ser útiles hasta que la vea un doctor -dije comenzando a sacar algunas cosas de la mochila y dejándolas al costado para limpiar la herida en primer orden.
avatar
Nadin Lundqvist

Mensajes : 26
Localización : Berlín
Ocupación : estudiante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Young Blood | Nadin

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.