Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Vie Nov 24, 2017 9:50 pm.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

La fille de l'enfer.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La fille de l'enfer.

Mensaje por Belial el Jue Dic 20, 2012 10:51 pm

Astrid "Belial" Sørensen
VEINTISÉIS AÑOS # FRANCESA # POLISEXUAL # CASADA # INDEPENDIENTES # HACKER
Físico

Avatar: Beatrice Martin
D. Física:
• Altura: Un metro con cincuenta y dos centímetros.
• Peso: Cincuenta y cuatro kilos.
• Color de Ojos: Pardos oscuros.
• Color de Pelo: Rubio oscuro, castaño claro.
• Complexión: Aunque ciertamente le sobra algo de peso, no tiene michelines. Está en forma, pero sin llegar a lo deportivo ni atlético, sino lo justo, incluso menos de lo necesario. Eso sí, es de curvas vertiginosas, con una talla de pecho 100 copa C.
• Vestimenta: Suele vestir muy a su bola, a veces siguiendo tendencias, otras veces yendo más cómoda... Pero siempre lleva algo que la define, algo que marca la diferencia en su vestimenta, puede que un broche, unas gafas de sol o un sombrero, pero siempre lleva algo que desentona en sus conjuntos.
• Marcas: Tiene ambos brazos y parte del pecho repleto de tatuajes. En especial tiene uno en su nuca, una mariposa monarca de color azul.
• Otros: Suele llevar siempre las uñas muy bien cuidadas, y la de las manos se las pinta de mil y una formas.
Personalidad

Por su naturaleza inquisitiva, Astrid es una chica despreocupada dentro del límite, expresiva y muy persuasiva. Aunque a veces puede ser un poco 'machona', a su manera es algo salvaje y pasional, creando su característico atractivo. Por lo que sí, tiene bastante confianza y seguridad en sí misma, lo que atribuye a que sea extrovertida y atrevida, por lo que Astrid podría tomarse como la típica persona que es la primera en probar algo que muchos no se atreverían.

Posee un gran don de gentes combinado con una gracia sarcástica e irónica bastante ingeniosa que junto a su extroversión se vuelve un cóctel molotov la mar de encantador. Pero, finalmente, habría que decir que, sea como sea, resulta ser una persona versátil capaz de adaptarse a cualquier situación, con una gran capacidad interpretativa y con la suficiente frialdad de llegar a controlar sus propios sentimientos para poder mostrar otros.

Astrid es alguien que disfruta de la vida como ella prefiere hacerlo, sin temer al mañana, sólo viviendo el hoy.
Historia
Familiares: ● Gilbert Sørensen. Cincuenta y siete años. Padre. Oficial de policía.
● Lena Jakks. Cincuenta y trés años. Madre. Empresaria autónoma, pastelera.
● Hugo Köller. Treinta y dos años. Marido, separados. Agente de policía.
● Elia Köller. Seis años. Hija.

Historia Personal: Su padre y su madre se conocieron jóvenes y fueron buenos amigos desde el principio. Sobre los veinte Lena se fue a Francia a vivir y aprender sobre el mundo de la repostería, y volvería a visitar a su familia cada invierno, y a sus treinta años se acostaría por primera vez con Gilbert. Poco después se iría a Francia, pero esta vez no volvería.

Lena se había quedado embarazada y, a sabiendas de que Gilbert dejaría la academia de policia (su sueño) si se enteraba para ponerse a trabajar, decidió no decirle nada. Estuvo diez años en Francia, incomunicada, hasta que durante el cumpleaños de Astrid, Gilbert las encontró, siendo ya uno de los detectives de policía más conocidos de la plantilla de Berlín. La sorpresa fue grande, e impactante. Los tres volverían juntos a Alemania y en la capital Lena abriría su propia pastelería.

Desde muy pequeña Astrid se vio atraída por las nuevas tecnologías, los números, la física y demás, hasta el punto de con tan sólo siete años ser capaz de resolver problemas matemáticos de sexto grado, y con once llegar a comprender teorías químicas y físicas que se enseñaban en el último curso del instituto. A tal punto llegaba esto que la adelantaron un curso al entrar en el instituto. Aunque nada de esto le supondría un problema, tenía amistades allí por donde iba, todos los profesores sabían quien era ella e incluso a veces la invitaban a tomarse algo con ellos en la cafetería del centro. Su carisma y extroversión le permitían conocer a todo quien se le pusiera delante. Y vamos, nunca tuvo problemas respecto a sus estudios y vida social.

Con su familia, más de lo mismo, ciertamente su infancia no había estado bajo la sombra de un padre, pero su madre no lo había hecho mal tampoco, además su relación con Gilbert se desarrolló rápidamente; eran y son padre e hija. Vamos, tuvo una vida completamente normal. Al menos hasta su adolescencia, cuando comenzó a verse absorta por la informática e influenciada por malas compañías virtuales...

De algún modo que sólo ella es capaz de explicar (y prefiere no hacerlo) terminó en las drogas. Se metía heroína y metanfetaminas, algo que ninguno de sus padres consiguió averiguar, aunque estaban terriblemente preocupados por los drásticos cambios de su hija. Finalmente, a sus dieciocho años, en una redada en una casa de okupas, la descubrireron, y a tiempo, ya que justo en ese instante se ahogaba en su propio vómito por culpa de una sobredosis de heroína.

Estuvo en rehabilitación, dónde conocería a Hugo, hermano mayor de su compañera de habitación. Ambos cada vez se acercarían más hasta que Astrid tuvo el visto bueno y la dieron por rehabilitada. A partir de ahí los dos se unirían y la relación se volvería técnicamente como la de su madre y padre, hasta cuando ella también decidió irse, pero ésta a Inglaterra, a expandir sus conocimientos sobre la informática.

Allí en poco tiempo conseguiría ser vista por sus compañeros como una programadora con talento, hasta que finalmente uno de ellos le enseñó las artes del hackear... Esto sería para ella casi un sueño hecho realidad, descubriría las más ocultas entrañas de la tecnología, y no solo eso, sino que se convertiría en una 'encantadora de ordenadores'.

A los veinte volvería a Alemania por navidad y en año nuevo Hugo le daría el primer beso. Esa misma noche se acostarían, y adivinad... Pero esta vez no pasaron diez años, sino dos, ya que Lena nada más enterarse se lo dijo a Hugo quien sin pensarlo dos veces fue hasta Inglaterra a buscarla. Pero Hugo no se lo tomaría tan bien como lo hizo Gilbert y entre ambos nacieron chispas de discordia, hasta que, apagadas las llamas, se dieron cuenta de que realmente eran casi "almas gemelas". Al pasar el tiempo decidieron casarse y bueno, formaron legalmente al fin la familia.

Vivieron bien, incluso me atrevería a decir que felices, hasta que Hugo descubrió el oficio de Astrid. Todo esto le conllevó un gran enredo moral y ético ya que él se consideraba parte de la ley, de la justicia, y según él, ella era parte del crimen. Finalmente ella, en uno de sus ataques temperamentales, discutió hasta alcanzar niveles graves con aquél. Hugo la echaría de la casa y no permitió que se llevara a Elia, sólo dejándola ver los fines de semana. Sino la delataría. Todo esto fue un golpe drástico para Astrid, pero lo aceptaría, conocedora de que Elia estaría bien en su ausencia y de que Hugo realmente tenía sus razones para verlo y creerlo así. De todo eso hará ya cosa de un año, desde entonces la relación sigue turbia, pero ninguno de los dos presenta los papeles del divorcio, a sabiendas de que son incapaces de hacerlo. No obstante técnicamente ni se dirigen la palabra para más de lo necesario.

Ahora ella reside en un gran estudio subterráneo en una de las zonas residenciales de Berlín. Allí sigue su vida cómo hacker, siendo incluso mucho más que eso: una de las pocas llaves capaces de acceder al poder.

Otros Datos
GUSTOS: ▶ Los dulces, los pasteles, el chocolate...
▶ Hacer pilates y salir a correr por las mañanas.
▶ Los huevos fritos.
▶ La tecnología y la informática, cómo no.
▶ Los videojuegos. Sobre todo los bélicos, los shooters y los de temática zombie. También le gustan los de lógica y puzzles.
DISGUSTOS: ▶ El olor de la sangre y el de los huevos crudos.
▶ Los sabores aguados.
▶ Las rosas y los ramos de flores exagerados.
PUNTOS DÉBILES: ▶ Elia Köller, su hija. Y aunque le cueste admitirlo, su marido también.
▶ Tiene los oídos muy afinados, por lo que ruidos muy fuertes o extremadamente agudos la llegan a aturdir si la pillan desprevenida.
▶ Tiene un fuerte carácter, que junto a su forma impulsiva de ser, a veces la hacen actuar incoherentemente.
PUNTOS FUERTES: ▶ Las tecnologías. Tanto en el aspecto técnico como el de la programación.
▶ Los sistemas encriptados y la codificación.
▶ Sabe utilizar un arma, en sí pistolas. Además de defenderse cuerpo a cuerpo.
▶ Su más que sensata honestidad.
▶ Su mente. Estratégica, lógica y rápida.
FOBIAS: ▶ La oscuridad. No la aguanta lo más mínimo.
▶ Las arañas.
MANIAS: ▶ Nunca sale de su casa sin su teléfono móvil, casi un ordenador en miniatura.
▶ Las uñas. Las debe llevar siempre extremadamente bien cuidadas y limpias.
OTROS: ▶ Desde muy pequeña se sabe de su deslumbrante superdotación intelectual.
▶ Siempre firma en los servidores que saquea, sin dejar rastro que la sitúe en la red, con un curioso dibujo: la forma menuda y casi esquelética de la cara de un gato egipcio totalmente blanco. Siempre y cuando quiera dejar su reconocible pero invisible huella.
▶ Con ella vive el original Belial, su gato, un Ebano Sphynx negro.
▶ Se la reconoce por ser imposible de localizar a través de las diferentes redes informáticas. Siempre trabaja con uno de sus tres ordenadores portátiles, los cuales mantiene siempre ocultos en el sistema, cuales operan con ayuda de un gran servidor ("Nirvana") con varias unidades físicas a lo largo de Europa que potencian un 200% sus habilidades informáticas y las capacidades de sus ordenadores. El cual se encuentra protegido por un minucioso sistema de seguridad que evacúa todos los datos y rastro virtual hasta otra unidad física del servidor a la mínima anomalía.


avatar
Belial

Mensajes : 14
Localización : Berlín.
Ocupación : Hacker.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.