Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Ago 06, 2013 10:34 am.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Wir tun mehr als Armbanduhr .:Alexander S:.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wir tun mehr als Armbanduhr .:Alexander S:.

Mensaje por Sarah Alman el Mar Dic 25, 2012 1:17 pm


Wir tun mehr als Armbanduhr
«Más vale actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada.»
₪ 27.Dic ₪ Anderen Städten ₪ 6AM ₪ Alexander Semiónov ₪

Miré a mi superior de reojo y me concentré en recorrer su rostro con la mirada. Era una extraña manía que tenía, mirar fijamente objetos o personas, era sumamente observadora y no tenía reparos en clavar mi mirada en alguien y observar cada mínimo detalle. Él se veía levemente tenso, algo apenas imperceptible en su fría expresión, aunque ya llevábamos algo de tiempo trabajando juntos y había aprendido a leer su expresión, sus ojos estaban fijos en algún punto frente a nosotros en la parte trasera del furgón, una de sus manos resposaba en su pistolera, la otra sostenía su cabeza mientras el codo flexionado estaba en su rodilla. Vale, si, entendía porque muchas de mis compañeras suspiraban y babeaban por aquel hombre. Era joven, tenía una mirada profunda y era realmente guapo... Aunque todo aquello me parecía bastante secundario. Lo interesante de mi superior, a mi parecer, era su carácter frío, irónico, distante y contradictorio... Podía ser totalmente compasivo o un déspota vengativo. El punto medio no lo dominaba y ese extraño caso de bipolaridad me resultaba interesante y atrayente, como un cuadro en una inmensa galería de arte había captado mi atención y gozaba de momentos como aquellos para observarlo, esperando en vano, descubrir sus secretos.
Avanzábamos por las carreteras hacía un lugar cuyo nombre si quiera me había molestado en aprender, pues solo íbamos por trabajo y todo aquello que debía saber lo había memorizado hacía días.
Una célula terrorista, de las muchas que habían aparecido en nuestro país, tenía una buena base montada en un viejo almacén. Un agente infiltrado había dado el soplo y hacía allí nos dirigíamos yo y otros cinco hombres, contando al Capitán Semiónov, para ir a patearles el culo a aquellos cabrones. El plan era sencillo, entrar, capturarlos a todos y desvalijar el lugar, serían llevados a un cuartel cercano desde el que habíamos salido hacía unas dos horas, interrogados y posteriormente encarcelados. Los juicios por terrorismo eran rápidos, en menos de una semana, la sentencia ya estaría dictada.
No habría muertes aquel día probablemente, pero al menos era mejor que las últimas semanas de completa inactividad, era tal la expectación que hasta el capitán había decidido unirse a nosotros. Solo íbamos los mejores y una pequeña sonrisa egocéntrica me llenó el rostro de forma fugaz, pues era un orgullo para mi que a mis escasos veintiún años no solo poder decir que era sargento, si no una de las mejores soldados de la inteligencia militar alemana. Hacía lo que me gustaba y recibía un reconocimiento por ello ¿Cómo no sentirse orgullosa?
Mientras mis pensamientos iban de una cosa a otra mi mirada reparó en el costado de Alexander viendo que el chaleco no estaba correctamente cerrado, sin mucho reparo extendí mis manos y se lo coloqué bien, con un encogimiento de hombros añadí:
-Lo tenía mal cerrado, capitán.



Sarah Alman
Einigkeit und Recht und Freiheit,
Für das deutsche Vaterland!
avatar
Sarah Alman

Mensajes : 226
Localización : Donde menos lo esperes.
Ocupación : Sargento.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.