Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Ago 06, 2013 10:34 am.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Es gibt soziale Klassen .:Yuri:.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Es gibt soziale Klassen .:Yuri:.

Mensaje por Sarah Alman el Mar Ene 08, 2013 6:18 pm


Es gibt soziale Klassen
«No hay nada cierto, salvo la muerte y los impuestos.»
₪ 08.Ene ₪ Restaurante Kaisersaal ₪ 7PM ₪ Yuri Pavelovich Berezutsk ₪


El taxi paró y saqué un billete de veinte euros que cubría más que de sobra la carrera pero para aquella noche no llevaba ningún billete de menor cantidad y realmente, el sobrante, me era indiferente lo cual hizo sonreír al taxista que sabiendo cuidar a la buena clientela bajó y me abrió la puerta, gesto que agradecí con una sonrisa encantadora... Completamente fingida, por supuesto.
El frío de la noche hacía que mi aliento se viera como vaho y a pesar de llevar un abrigo largo y medias extrañé unos cómodos vaqueros... Aunque claro está, jamás se me ocurriría ir con vaqueros allí.
Caminé ligera hacía el restaurante Kaisersaal donde esperaba, mi acompañante, estuviera esperando ya. Era aún temprano, faltaban unos minutos para la hora acordada pero ambos éramos puntuales y era casi una costumbre entre ambos jugar a ver quién llegaba antes al lugar. Eso nos concedía el honor de elegir los vinos que nos acompañarían en la velada y para qué negarlo. Él tenía un gusto exquisito.
La música del local era tenue, una sinfonía en la que se unían sin lugar a dudas violín, violonchelo, piano y puede que un oboe, respecto al ambiente, la iluminación era clara, cálida y acogedora y combinaba a la perfección con el mobiliario y decoración de estilo rococó por la que se caracterizaba el restaurante. Habíamos estado a punto de ir al restaurante Aigner pero en el último momento lo habíamos descartado por aquel lugar para nuestra cita semanal antes del concierto de filarmónica, un gusto compartido de ambos que curiosamente disfrutábamos en compañía; casi parecíamos amigos, casi.
El maître tomó mi abrigo y amablemente me acompañó hacía la mesa en donde pude observar, sentado de espaldas, a Frederick.
Esa curiosa amistad se había desarrollado a lo largo del tiempo, ambos pertenecíamos verdaderamente a la misma clase social, lo que antaño hubiese sido considerado burguesía. Estábamos muy por encima de la gente corriente, nuestra educación, familias y cuentas corrientes lo corroboraban, en sentidos técnicos, nuestras profesiones igual estaban enfocadas hacía un papel social algo más elevado que el de un camarero, un dependiente o un mecánico. No era, realmente raro, que compartiéramos gustos y aficiones como la música clásica, los recitales, el teatro, las catas de vinos, visitar exclusivas exposiciones y galerías de arte... Nuestros bolsillos podía permitirnos este nivel de vida y muchos conocidos en común propiciaron diversos encuentros en los que hablar de temas variados, desde arte y filosofía a actualidad y política. Sin duda, en su compañía había encontrado algo más que la sincera y profunda estupidez que caracterizaba en general al ser humano y además, con el añadido, de que no aprovechaba para mirarme las tetas mientras hablábamos.
Aunque bueno... Posiblemente, esa extraña y nada corriente amistad era más debida a lo que no decíamos, a lo que no hablábamos. Ambos éramos conscientes en nuestro oscuro fuero interno que esa forma de ser, un tanto sádica, fría, calculadora, ¿morbosa y bizarra? Era compartida por el otro. ¿Qué mejor, en un mundo de mentiras y máscaras, que poder dejar parcialmente un momento la propia de lado con alguien que comparte tu visión del mundo? Poco a poco las conversaciones comenzaron a alargarse en el tiempo, igual que la falta de intermediarios para que estas comenzaran, incluso tomando esta costumbre de, en épocas no demasiado atareadas para él, un importante abogado y para mi, una militar con turnos, guardias, misiones y eventos, quedar una noche a la semana en algún restaurante caro de la ciudad e ir luego a cualquier evento cultural que fuera de nuestro agrado.
Mientras retiraba mi silla le dediqué una sonrisa, no fingida realmente, era más bien un acto reflejo que salía en grata compañía. Una vez sentada alisé con las manos la seda negra que formaba la falda del vestido cruzado y de manga larga, con corte de americana y con el único adorno de un cinturón que llevaba aquella noche, cruzando mis piernas por los tobillos y colocando como indicaba la etiqueta la servilleta. El vino, ya estaba servido y sin preocuparme mucho por su nombre tomé mi copa ahora llena y di un sorbo, dejando que el sabor fresco del vino blanco inundara mi paladar.
Dejando la copa de lado miré el reloj, teníamos aún tres horas hasta que tuviéramos que partir rumbo al concierto.
-Bueno, como siempre, me sorprendes con tu buen gusto para los vinos- le dediqué ese breve y sincero cumplido, aunque desde luego, se notaba yo no era dada a hacerlo.- ¿Este es...?



Sarah Alman
Einigkeit und Recht und Freiheit,
Für das deutsche Vaterland!
avatar
Sarah Alman

Mensajes : 226
Localización : Donde menos lo esperes.
Ocupación : Sargento.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.