Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Mar 12, 2013 12:17 am por Invitado

» un probemilla y unas duditas
Vie Mar 08, 2013 10:48 am por Maggie Grace

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 10:37 pm por Invitado

» Don't say no {Brontë
Miér Feb 13, 2013 3:03 pm por Emily Brontë

» • Confieso qué...
Miér Feb 13, 2013 10:56 am por Arthur Worth

» Memento Mori (normal) Ya somos casi 60 pjs. on rol.
Mar Feb 12, 2013 8:08 pm por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 2:17 pm por Invitado

» Death & Memories//Twilight RPG//Normal
Mar Feb 12, 2013 9:52 am por Invitado

» Sol de Medianoche- Afiliacion Normal
Jue Feb 07, 2013 1:19 am por Invitado

» Poison Paradise [Elite]
Mar Feb 05, 2013 2:52 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Vie Nov 24, 2017 9:50 pm.
PROXIMAMENTE

Afiliados


{8/9}
______________________________

{40/54}

Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Christian Von Eisenberg el Mar Nov 27, 2012 9:23 am





Hamburg 10AM





Inicializando la seguridad,.... ¿O no?








Tizziano había comprado una casa para los dos… o mejor dicho… la había ocupado. No había manera de que yo pudiera rechistar. Aquel rubio se marchaba durante horas y volvía agotado, ignoraba qué es lo que hacía o dejaba de hacer fuera de casa… lo único que sí se, es que agradezco que vuelva sano y salvo día tras día. Y debía admitir que lo que más me preocupaba… era que no volviera…

Sacudí la cabeza, me había quedado obnubilado delante de Loki. Estaba trabajando colándome en las redes informáticas de las organizaciones de inteligencia para sacar información de uso personal… y por qué no… para Tizziano. Necesitaba tener controlado lo que ocurría, no quería nada que me pillase por sorpresa o peor aun… que acabase en un asalto a nuestra casa. Cuando acabé de configurar cinco cámaras inalámbricas, me vestí con ropas holgadas y una gorra, saliendo a la calle camino a mi primer destino. A unos trescientos metros del hogar coloqué la primera cámara en una esquina. Aquel aparatito era pequeño por lo que no se podría ver a menos que tuviese una visión infrarroja… lo que delataría el puntito de la lente de la cámara… Pero eso era un riesgo menor…

Miré en derredor y tras comprobar que no había nadie, caminé con paso rápido, encogiéndome y cubriéndome la cabeza al escuchar una explosión y un tiroteo en un lugar no demasiado lejano. Aquello se ponía muy crudo… y yo no es que fuera un valiente precisamente. Inhalé dos o tres veces y forcé a mis piernas a correr para llegar al segundo punto, a doscientos metros del primero y así poder cubrir los ángulos ciegos de la otra cámara. No podía permitirme fallos o brechas en la seguridad que estaba construyendo. Una vez instalada me dirigí al tercer lugar, suspirando y pensando en cómo montar un suelo eléctrico como el que tenía en Berlín… aquí sería algo más rústico… pero estaba seguro de poder hacerlo igual.

Mi nombre era conocido en la red… bueno… mi sobrenombre. Mas me había cuidado mucho de no dar a conocer mi cara o mi nombre real, lo que me daba algo de confianza para poder salir por las calles sin tener miedo a que me secuestre cualquier organización… En parte por eso las vigilaba.

Al llegar al tercer lugar, dejé la mochila en el suelo y me subí a un container vacío, seleccionando el mejor ángulo para poner la cámara. Aquella era la más importante de todas pues grabaría en panorámica y me daría la voz de alarma si alguien no deseado se acercaba.

La mochila había quedado abierta sin yo darme cuenta, mostrando un ordenador portátil hecho por piezas por mi mismo, una pequeña obra de arte con los deshechos que había dejado la guerra, y a su lado, una pequeña pistola, regalo de Tizziano junto a sus clases para disparar. Aun así, yo no me encontraba cómodo ni a gusto portando el arma encima de mi…





With: Chris Ⅱ And: Oskar. Ⅱ




♥thanks




Última edición por Christian Von Eisenberg el Mar Dic 25, 2012 1:45 pm, editado 5 veces



avatar
Christian Von Eisenberg

Mensajes : 48
Localización : Escondido
Ocupación : Hacker

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Mar Nov 27, 2012 12:51 pm

INICIANDO LA SEGURIDAD...
... ¿O NO?

Tomar el café, como único desayuno, en mi despacho oculto del sótano, delante de mi flamante ordenador, se había convertido en una rutina que nunca solía saltarme. Hoy, con algo más de café en mano debido a que apenas había dormido un par de horas anoche, no iba a ser la excepción. Tres pantallas de 42 pulgadas conectadas entre sí y a su vez conectadas a una cuarta pantalla, que no era física sino que era una pantalla holográfica de la que me sentía especialmente orgulloso, y todo esto conectado a un CPU que ocupaba toda la pared.

Normalmente así pasaban las mañanas cuando no había trabajo, la mayoría de las veces los sábados y domingos que pasaba en la ciudad, y otras cuando mi presencia no era estrictamente necesaria en el concesionario, que no era todo lo a menudo que uno pudiese desear. Hoy no era de esas mañanas, hoy tenía trabajo dentro de un par de horas y mi hobby de andar navegando por los sistemas de seguridad sin que me notasen, descubriendo datos aquí y allá, no iba a durar demasiado.

De repente, uno de los detectores de "proximidad" me alertó. La pantalla de la derecha mostró en una esquina los datos detectados. No era un detector normal, vivía en un barrio concurrido y era evidente que si hubiera sido solo un detector de proximidad estaría más tiempo en alerta que otra cosa. No, detectaba principalmente objetos sospechosos. Armas de un tamaño considerable, más que simples pistolas de defensa que había descubierto que en Alemania hasta una abuelita podía llevar una, sino más profesionales, móviles con función rastreadora, cámaras de seguridad, etc. En este caso me alertó de varias de ellas, nada de armas grandes.

No tardé apenas nada en vestirme, trajeado como era costumbre, bastón en mano que no necesitaba realmente llevar pero que era parte del personaje llamado Oskar. Me miré de pasada en el espejo de la entrada, impecable, todo un empresario alemán. El detector me había indicado que la posición era al final de la calle, no sabía si al llegar allí estaría aún quien la había colocado o no, pero no me importaba. Tan solo quería ver el objeto, la cámara, y aprovecharla para mi propio beneficio al igual que lo hacía con las del gobierno.

- Dicen que la seguridad nunca es poca, veo que estamos de acuerdo en esa afirmación - Mi voz calmada se hizo notar en el callejón donde se encontraba aún quien las estaba colocando. Mi alemán era tan perfecto que ni siquiera mi difunta esposa, aún sabiendo que era más escocés que el whisky, podría decir que yo no era alemán. Estaba frente a lo que parecían ser sus cosas, pero mi mirada estaba en el chico. Mi postura no era de agresividad sino todo lo contrario, parecía aquella vecina que te llama a la puerta con una tarta en la mano.

Oskar R. Meinhard
Hamburgo (10am)
con C. Von Eisenberg
thanks!


Última edición por Oskar R. Meinhard el Vie Nov 30, 2012 10:45 am, editado 1 vez
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Christian Von Eisenberg el Miér Nov 28, 2012 10:07 pm





Hamburg 10AM





Inicializando la seguridad,.... ¿O no?








Mientras instalaba la tercera cámara me vi sumido en mi propio mundo de pensamientos. Habían pasado tantas cosas en tan poco tiempo… Suspiré forzándome a centrar mi mente en el aparato que estaba aun medio pegado en la pared. Negando con la cabeza… ¿Por qué habría el rubio decidido cambiar de nombre? ¿Y por qué me dijo que sería buena idea que yo me lo cambiara también? No… yo ya tenía un nombre, y no precisamente el que mi madre me puso al nacer. Me había hecho con una reputación en la red. Antes de la guerra ya era conocido, me había infiltrado en las bases de datos de todas las inteligencias mundiales… No para sacar nada realmente, si no por el mero riesgo y la dificultad que entrañaba. Los retos me perdían y más si eran informáticos. No sabía ni era capaz de negarme.

Tal era mi distracción que ni siquiera escuché que alguien llegaba a mis espaldas. Sólo una voz varonil y adulta hizo que me volteara con el gesto torcido por la sorpresa. Aquel era un hombre mayor, un viejo me atrevería a decir y me doblaba la edad por lo menos. Era alguien experimentado, seguro, pues se había acercado a mi cual depredador acechante.
Tras un par de segundos conseguí dominar mi ritmo cardíaco para detenerme y no salir a la carrera hacia mi casa, hubiera sido un craso error. Pues sabría donde vivo. Negué muy disimuladamente más para eliminar ideas de mi cabeza que para aquel individuo. Tomándome mi tiempo le di la espalda y continué instalando la cámara, necesitaba asegurarla bien. Saqué un destornillador del bolsillo y la atornillé a la pared para que no se moviese. Si aquel hombre hubiese querido matarme, o dispararme, ya lo hubiera hecho así que decidí que por ese lado al menos no debería preocuparme.

Una vez el aparato estuvo seguro me giré una vez más, echándole un ojo a mi mochila y localizando la pistola que asomaba ligeramente. Quizá con un salto pudiera alcanzarla… quizá… Mas yo era un completo inepto en cuanto a armas de fuego se refiere… lo que consigue quitarme de la cabeza la idea de saltar a por el arma.
Contrario a lo que el sentido común me dictaba en aquel momento, decidí sentarme en el container, observando con mis intensos ojos azules la anatomía ajena. Quizá aquello me ayudase a adivinar cual era el punto débil del varón. Era atlético por lo que probablemente dispusiese de un buen fondo a la hora de correr. No era obeso, su alimentación sería equilibrada por lo que me daba qué pensar… era un individuo sano. También parecía inteligente, cualquiera se hubiera acercado corriendo y gritando para espantarme… Se me antojaba al comportamiento de los tiburones… excelentes depredadores que atacan cuando uno menos se lo espera.

Fruncí el ceño por un instante, sabía que mis ojos, al ser de un color tan puro y poco habitual, hacía sentirse incómodos o violentos a muchas personas. Debo agradecer este rasgo a mi madre pues ella los tenía de un color igual y los utilizaba de la misma manera. Sonreí por un sólo instante de forma ausente al recordar los concursos de miradas que ella y yo echábamos cuando no era más que un crío.
Yo tendía a distraerme con nada, era un problema que siempre me intentaron tratar, única y exclusivamente fui capaz de centrarme cuando me sentaba frente a un ordenador…

Tardé varios segundos en asimilar las palabras ajenas. ¿Era acaso también informático? ¿O militar? ¿O un simple geek?. Incliné la cabeza hacia mi izquierda y asentí disimuladamente mientras los rizos caían sobre mis ojos. Había demasiadas variables en aquella situación… y muchas de ellas no finalizaban de forma positiva.

Llevé mi mano derecha al reloj de cuero marrón que se encontraba rodeando de forma delicada mi fina muñeca. Si me lo quitaba Lys… No, Tizziano, como insiste en llamarse ahora, sabría exactamente dónde me encontraba… Pues aquellos relojes fueron una de mis joyas maestras, localizadores que saltan cuando el pulso cae a cero, a menos que ambos aparatos estén a menos de cinco metros… Cualquier movimiento extraño por parte del hombre y arrancaría el reloj de mi mano.

¿Quién eres? – Pregunté finalmente con una voz suave y melódica, poco habitual en un varón. Soné tranquilo a pesar de que interiormente mi razón me gritaba para que saliera corriendo en dirección a casa y apuntalase las puertas tan rápido como me fuera posible, encerrarme en la habitación de Loki, entre los cables, y esperar la llegada del rubio. Pero no… No huiría esta vez, simplemente esperé la respuesta del contrario con cierta tensión en los músculos mientras luchaba contra mis instintos una y otra vez.






With: Chris Ⅱ And: Oskar. Ⅱ




♥thanks



Última edición por Christian Von Eisenberg el Mar Dic 25, 2012 1:45 pm, editado 2 veces



avatar
Christian Von Eisenberg

Mensajes : 48
Localización : Escondido
Ocupación : Hacker

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Vie Nov 30, 2012 12:28 pm

INICIANDO LA SEGURIDAD...
... ¿O NO?

La cabeza del chico se volteó a mirarme, su rostro era de evidente alerta, pero tras unos segundos sin decir nada, tan solo mirándome, se volteó nuevamente. Aquello me permitió examinarlo a mí, tanto a él como al entorno como al aparato que estaba colocando. Era una cámara, por el formato de giro parecía ser panorámica y por la lente opaca debía tener visión nocturna. Era fácil encontrar una de esas en el mercado, pero el diseño no se asemejaba a ninguna de las existentes actualmente. Interesante. Mis ojos se desviaron hacia su bolso, una mochila de colegio nada especial, especial era aquel ordenador, de evidente diseño propio y el arma. El arma era lo que sobraba en todo el conjunto y estaba completamente seguro que no tendría ni idea de cómo funcionaba. Pero presuponer demasiado nunca era bueno.

Finalmente los ojos del joven se posaron en mí y de nuevo el silencio reinó la zona. Silencio que yo no rompí, no era mi turno de hablar y si él quería observarme primero, no se lo iba a impedir. Ya había comprobado que era bastante cauto, eso solo me lo confirmaba. Su mirada fría y ausente no me incomodaba, lo habría hecho hace muchos años atrás, cuando yo no era más que un niño tímido quizás como él. Pero ahora, con demasiada vida vivida, mi paciencia tenía unos límites demasiado amplios. Además, todo era parte del teatro que era Oskar, tan diferente a mi mismo que a veces me preguntaba si no había desarrollado verdaderamente dos personalidades en mi cabeza.

Debió desconfiar en mí, pude verlo cuando su mano se desvió hacia el reloj que tenía en su muñeca y que me hizo preguntarme si no era aquello lo que había hecho saltar mis detectores de aproximamiento, dado que la cámara no había estado colocada aún. Por como miró el reloj y por como su mirada se calmó me supuse que su única función no debía ser marcar la hora.

Y después de un eterno silencio los labios gruesos del chico se abrieron para hablar. El tono, aquel tono de voz me llamó la atención y no tuve ni idea de por qué - Vivo cerca de aquí - informé. Era evidente que no le iba a dar más información a alguien a quien no conocía y que parecía estar dispuesto a salir corriendo en cualquier movimiento en falso que yo hiciese. - ¿Eres de seguridad? - pregunté inocentemente, con un leve tono de interés nada exagerado. Sabía bien que no lo era, no había programada ninguna instalación de seguridad hasta que no se aprobase en el gobierno aquella nueva ley. Pero solo estaba jugando a ser el vecino ignorante preocupado por la guerra.

No me moví de mi sitio, pero mi postura se apoyó más en el bastón que utilizaba siempre para caminar y que nunca me había hecho falta. Tenía lesionada la rodilla pero aquello solo me impedía correr largas distancias. Si caminaba no era problema. El bastón no era más que otra de mis tantas mentiras.

Oskar R. Meinhard
Hamburgo (10am)
con C. Von Eisenberg
thanks!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Christian Von Eisenberg el Lun Dic 03, 2012 9:09 am





Hamburg 10AM





Inicializando la seguridad,.... ¿O no?








Aquella persona definitivamente no era alguien sin experiencia. Sus ojos contaban historias entre murmullos. Debía cuidarme de gente como él… Debía andar con pies de plomo si no quería comprometer, no sólo mi propia seguridad, si no la de Tizzio también. Él me cuidaba… Se preocupaba por que no me faltase nada y porque nadie me tocase. A demás de en el ámbito profesional cuidaba de Silver Buffoon como un sicario a sueldo. No conozco el amor, no sabría interpretar ese sentimiento… pero según las descripciones… pudiera ser lo que siento hacia él.

Me incorporé nuevamente en el container activando finalmente la cámara y mirando una vez más al otro. – No… - Respondí sincero. No era una persona de demasiadas palabras.

Caminé varios pasos hacia el frente cuando un mareo me embargó, Tizzio había estado fuera cuatro días… los mismos que yo había estado sin comer… Aquello era una pelea constante cuando él se encontraba en casa, pues me obligaba a ingerir alimento de una u otra manera en contra de mi voluntad. Mas ahora que no estaba yo había vuelto a mis hábitos.
Sentí un escalofrío y me precipité al vacío. No es que el container estuviese muy alto, pero su buen metro y medio ya tendría.

En la caída pude ver un misil volar sobre nuestras cabezas, ¿Los rusos quizá? Había hackeado la base de datos alemana y la rusa, probablemente cada bando hubiera pensado que era el otro quien intentaba sabotearles por lo que era posible que yo mismo hubiera provocado un bombardeo. ¿Pero qué más daba? ¿Acaso no me beneficiaba aquello? Sabía que varios bandos me buscaban para contratarme. Aun así yo no quería venderme… prefería actuar por mi cuenta y crear el mundo a mi placer… pues yo era un Dios y ellos mis juguetes… yo podía decidir quién ganaba o perdía… quién vivía o moría… o al menos… eso pensaba… y pensé durante toda mi vida.

Sentí el duro asfalto golpear contra mi cuerpo de forma brusca, creo que me golpeé la cabeza pues esta comenzó a doler horrores. Apenas sí era capaz de organizar mis pensamientos antes de que mi cuerpo comenzase a mandar señales de dolor a mi cerebro y este, estúpidamente, reaccionase queriendo apagarse por un rato, dejándome inconsciente. Moví lentamente la cabeza tratando de despejarme.

Estaba delgado, mucho, raquítico podría decirse, mas yo continuaba viéndome gordo… pues temía parecerme a aquellos informáticos sebosos… llenos de grasa y manteca… viendo porno día tras día sin ser capaces de salir de casa.

Volví a mirar al hombre mayor que casualmente ahora se erguía cerca de mi cabeza. Mis ojos me fallaron, comenzando a ver borroso, sabía que me quedaría inconsciente de un momento a otro, lo que bien pudiera ser fatídico si aquella persona simplemente decidiese pegarme un tiro y… si fuese un sádico, patearme la cabeza hasta matarme.

Y de repente… todo quedó negro a la vez que perdí la noción del tiempo.






With: Chris Ⅱ And: Oskar. Ⅱ




♥thanks



Última edición por Christian Von Eisenberg el Mar Dic 25, 2012 1:46 pm, editado 1 vez



avatar
Christian Von Eisenberg

Mensajes : 48
Localización : Escondido
Ocupación : Hacker

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Mar Dic 04, 2012 10:13 pm

INICIANDO LA SEGURIDAD...
... ¿O NO?

Supe al instante que acababa de activar su cámara, y no porque hubiese sido evidente que él acababa de hacerlo, sino porque mi móvil había vibrado en mi bolsillo anunciándome de la activación del detector de aproximamiento. Lo que me confirmaba mis sospechas de que no había sido la cámara la que lo había activado en un inicio. Tal vez había sido el portátil, o quizás un móvil que llevase encima, o ese reloj al que se había sujetado como si la vida le fuera en ello. Fuese lo que fuese, aquel chico no era un simple vecino preocupado por la seguridad, ni siquiera era un simple chico. Había despertado aquella malsana curiosidad que yo tenía, aquellas ganas de querer indagar en códigos en busca de cualquier información a cerca de él. Aunque tratase de controlarme, de no intentar buscarlo, lo acabaría haciendo, me conocía demasiado bien.

No le respondí, no lo creí necesario dado que él parecía no poder escucharme ahora. Sus ojos estaban desenfocados, no me miraba a mí sino al cielo como si pudiese ver algo que a mi se me escapase a la vista ¿debía culpar a la miopía de nuevo? No, probablemente no hubiese nada en aquel cielo semi-nublado. Su vista, aún sin enfocar, bajó de nuevo a la tierra. Y tal como volvió esta, pareció que su cuerpo la siguió porque, antes de que yo pudiese hacer nada, su cabeza estaba a mis pies y su cuerpo se estiraba en el suelo delante mio.

Nuestras miradas se cruzaron por unos instantes antes de que él finalmente quedase inconsciente, o eso esperaba, porque de estar muerto estaba claro que me iba a ir de allí sin decir nada a la policía. El barrio era concurrido, lo encontrarían pronto. Pero, por si a caso, me agaché, solté el bastón en el suelo, me quité uno de los guantes negros de cuero y le tomé el pulso. Vivía, tenía el pulso estable pero débil. Volví a ponerme el guante y lo zarandeé un poco. - Eh! Chico! Chico, despierta - gruñí tratando de que volviese a abrir aquellos ojos claros y me mirase. Cuando estuviese consciente llamaría a una ambulancia y que ellos se entretuviesen con él, yo no tenía tiempo, ni debía meterme en este tipo de cosas.

Suspiré y volví a zarandearlo antes de darle en el rostro con cierta fuerza, era mi último recurso, si no se despertaba en los próximos minutos llamaría a esa ambulancia.

Oskar R. Meinhard
Hamburgo (10am)
con C. Von Eisenberg
thanks!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Christian Von Eisenberg el Miér Dic 05, 2012 10:31 pm





Hamburg 10AM





Inicializando la seguridad,.... ¿O no?








Estaba más que seguro de que el rubio me mataría cuando volviese a casa… si conseguía volver. Mi mente comenzó a divagar, viéndome de niño, criado por mi madre y rechazado por el varón que consideré mi padre durante muchos años. Aquel bastardo que me apaleaba cada vez que tenía oportunidad. Mi hermana lo sabía… conocía que me llevaba palizas cada vez que mi madre se encontraba en el bingo jugando, o disfrutando de su adicción a las bebidas alcoholicas, y jamás hizo nada por detenerlo, o simplemente por tratar de que mi progenitora lo conociese. En un principio no supe el por qué de aquel gusto por la embriaguez… Y hasta que no cumplí los dieciocho… nadie me explicó la situación real…

Mi padre me odiaba, lo había hecho desde mi nacimiento. “Eres el fruto de una noche que jamás debió ocurrir” Me confesó mi madre cuando ya era adulto. “No deberías haber nacido… me destrozaste la vida… se la destrozaste a toda la familia” Aquellas palabras resonaron en mi mente durante demasiados años… incluso hoy en día… seguía teniendo pesadillas sobre aquello. El mismo sueño siempre se repetía, una figura masculina sin forma detallada se alejaba, aquella silueta emulaba a mi padre biológico, dejando paso a un humo que acababa por formar al cabrón que me usaba de saco de boxeo. Aun tengo varias costillas fracturadas debido a las repetidas palizas.

Al poco de conocer su situación, de caer en la cuenta de que jamás había sido mínimamente amado en aquella familia, trabajé de hacker para las mafias sur americanas, quienes me pagaron lo suficiente para poder introducirme en la universidad y así sacarme el título de informático, un máster y el doctorado… todo en tres años. Un alumno brillante y ejemplar, con una inteligencia muy superior a la media… mas siempre abstraído… marginándose a sí mismo en un rincón con su ordenador. Habiéndose creado ya el nombre de Silver Bufoon… un apodo más que adecuado para alguien que portaría máscara durante toda su vida… burlándose de la seguridad de los bancos y agencias… tan sólo introduciéndose y robando aquellos datos por puro capricho y el reto que ello entramaba.

Acabé por abrir los ojos algo atontado. Mi estómago rugió cual león encerrado mostrando exactamente qué es lo que necesitaba. Mis ojos azules se clavaron en los ajenos, estaba más cerca de lo que recordaba, lo que me hizo suponer que por un instante había perdido la consciencia. – Lo siento… - Me disculpé sin saber bien por qué, los rizos oscuros caían por mi rostro delicado y andrógeno, de la misma manera que a mi madre, ya que el pelo de ambos era idéntico. Era una copia exacta de ella, en algo parecido a un varón. De lejos bien pudiera parecer una mujer, mi rostro mostraba una piel pura y perfecta, sin un solo lunar. La pureza y perfección de mis ojos los hacían casi inhumanos… no había un solo tono diferente. En el instituto acostumbraban a insultarme y tratar de herirme con palabras, mas de forma infructuosa… Aun puedo recordar el apelativo con el que se dirigían a mi “Muñequita”. Mas aquello no me molestaba, mi rostro angelical y mi cuerpo delgado y sin musculatura bien pudiera parecerse a una de aquellas macabras muñecas japonesas tan de moda hoy en día.

Ladeé ligeramente la cabeza, tratando de localizar el misil, o al menos el rastro que este dejó… mas al no encontrarlo me obligué a admitir que había sido una burda alucinación. Pestañeé pues la luz me cegó por un instante, atiné a alzar la mano para cubrirme el sol de los ojos mientras me vi obligado a mantener la mirada ajena. – Silver… - Me presenté ofreciéndole la misma mano que había servido de pantalla pocos segundos antes. Sabía que me reconocería… nadie más se hacía llamar así. Incluso mi alias había sido publicado en periódicos y pronunciado en las televisiones mundiales. La verdad que me estaba buscando demasiados enemigos… y cada vez habría más y más… estaba preparando golpes que serían recordados en los anales del tiempo.







With: Chris Ⅱ And: Oskar. Ⅱ




♥thanks



Última edición por Christian Von Eisenberg el Mar Dic 25, 2012 1:47 pm, editado 1 vez



avatar
Christian Von Eisenberg

Mensajes : 48
Localización : Escondido
Ocupación : Hacker

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Oskar R. Meinhard el Dom Dic 09, 2012 6:07 pm

INICIANDO LA SEGURIDAD...
... ¿O NO?

Resoplé al ver que el golpe que le había dado, no demasiado fuerte para evitar que cualquiera que me viese pensase que estaba pegándole al pobre chico, no le había despertado. Me erguí nuevamente y me quede mirándolo esperando que sus ojos se abriese y aquellos orbes azules me volviesen a mirar. Pero eso no pasó ni en el primero ni el cuarto segundo que le di de tiempo. Así que saqué el móvil, el de empresa, y empecé a marcar el número de la ambulancia sin apartar la vista del muchacho. Antes de que le diese al botón de llamar finalmente volvió en si. Suspiré aliviado y guardé el teléfono, no me pasó por alto el ruido que su estómago hizo, haciéndome sonreír.

- Te disculpas por desmayarte o porque tu estómago me acaba de amenazar con devorarme - bromeé, mas mi broma nunca alcanzó mis fríos y oscuros ojos, como si no perteneciesen a mi rostro. Decían que los ojos eran la ventana al alma ¿no? En mi caso, mi alma estaba cubierta de oscuridad, no eran capaz de expresar nada. Lo más extraño del niño que seguía tumbado en el suelo a mis pies, era que los suyos tampoco lo hacían ¿Cómo el alma de alguien podía estar tan triste siendo tan joven?

Pero no era solo sus ojos lo que me llamaba la atención. No, todo él lo hacía. Se me antojaba conocido, como si no acabase de ver por primera vez su rostro en la ciudad. Mas el recuerdo que tenía de él, o de alguien que se le parecía, no concordaba con esta ciudad. De hecho no tenía ni idea de a quien se me asemejaba. Odiaba cuando la mente afirmaba conocer a alguien pero no te decía de qué.

"Silver"... mi cabeza completó su nombre de forma automatica "Bufoon". Sin embargo, mi rostro no mostró señal de reconocimiento. Le apreté la pequeña mano, su piel pálida hizo un contraste increíble con el color negro de mis guantes de cuero. - Meinhard - me presenté con mi apellido como era costumbre. Al fin y al cabo, nadie me llamaba por mi nombre, solo aquellos muy allegados y de eso no tenía por estos lares. - Curioso nombre... ¿No eres alemán? - Aparentar no ser un geek que conocía al famoso hacker, era fácil, era lo que solía hacer y siempre me había ido bien. Oskar era un empresario, de coches, leía la prensa pero no le prestaba demasiado interés a las noticias de robos o hackeos. Suponer que lo conocía era un gran fallo por parte del chico, pero macho fallo era presentarse por aquel alias. Él no tenía ni idea si yo estaba armado o no, él no tenía ni idea de su era su enemigo o un vecino tal y como me había presentado. Siempre me había imaginado que la persona que se ocultaba tras Silver Bufoon iba a ser menos idiota, me había equivocado.

Oskar R. Meinhard
Hamburgo (10am)
con C. Von Eisenberg
thanks!
avatar
Oskar R. Meinhard

Mensajes : 207
Localización : Everywhere
Ocupación : Empresario en Mercedes Hamburgo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Christian Von Eisenberg el Mar Dic 25, 2012 2:09 pm





Hamburg 10AM





Inicializando la seguridad,.... ¿O no?








Meinhard… lo recordaría para buscarlo en Loki… En las fotos de archivos reconocería su rostro y entonces no tendría secretos para mi. Mientras… le seguiría la corriente. Sus ojos hicieron saltar todas mis alarmas, estaban vacíos incluso tras hacer aquella broma carente de toda gracia. Dediqué una sutil sonrisa, igual que hacía mi progenitora cuando algo simplemente le resultaba indiferente mas debía responder.

Me incorporé lentamente, quedando sentado en el asfalto para que los resquicios de mareo que quedaban en mi finalmente se disipasen. Una vez estuve seguro que de levantarme no volvería a caer, me incorporé recuperando la verticalidad total. Pasándome una mano por el pelo sin permitir que mis orbes azules abandonaran al hombre. – Soy de Frankfurt.. – Aclaré con un tono neutro mientras recogí mis cosas poco a poco. Tomé el portátil de la mochila y lo abrí, activando la cámara de forma remota. Una vez el aparatito de la pared se alzó con una diminuta y casi imperceptible luz roja, guardé nuevamente aquella joya hecha con mis propias manos. Me colgué la mochila a la espalda y miré en derredor en silencio. Algo de aquel hombre no me cuadraba y no tenía la más remota idea del por qué.

Aparté con un movimiento de cabeza un mechón de pelo que había ido cayendo de forma disimulada hasta tapar mi ojo derecho. Definitivamente algo iba mal. – Debería marcharme… Me esperan. – dije con ánimos de eliminar cualquier intención de dañarme si es que aquel hombre las tenía. Necesitaba andar con pies de plomo y más desde que vivía con Lys. Necesitaba activar todas las cámaras con Loki y aun me faltaban por instalar dos más.

Gracias por socorrerme – Agradecí como si hubiese sido algo puntual, ignorando completamente el hecho de que estaba hambriento. Quizá consiguiese algo de comida camino a casa… - Tomé la pistola de la mochila y la guardé en la cinturilla del pantalón, no estaba cargada pero bien podría servir como arma disuasoria si las cosas comenzasen a ponerse feas para mi persona.






With: Chris Ⅱ And: Oskar. Ⅱ




♥thanks





avatar
Christian Von Eisenberg

Mensajes : 48
Localización : Escondido
Ocupación : Hacker

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Inicializando la seguridad... ¿O no? [Sr. Meinhard]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.